Paisajes del espacio tiempo

Marta Carrasco Bonet

Les ruinas, al derecho o al revés…

Este artículo parte de la pregunta “¿qué significa una ruina”. Grecia, Roma … hay muchos lugares donde viajamos para ver ruinas de lo que hace siglos fueron otras civilizaciones, sobre todo de lo que fueron grandes monumentos. Robert Ginsberg dice que hay dos tipos de ruina, la clásica, más formal e intelectual; y la romántica, más emotiva y no formal. En general pero, podemos entender una ruina como una deconstrucción, como algo viejo, antiguo, que nos transmite parte de la historia vivida, que nos traslada a otro tiempo … Pero ¿qué es viejo y qué es nuevo? Una ruina, siempre debe significar “pasado”?

Ejemplo de ruina clásica. Ruinas romanas en Salamis, Chipre. Imagen © Graham Currey

The ruin retains the past in the continuity of its stones. The primary emotive provocation caused by the ruin is the curiosity, the desire to know.

Archaeoinquiry

Who built it?

When?

For what purpose?

How did they do it?

Why?

What is left of it?

How did it function?

Where is the rest of it?

What more can we found about it? The ruin challenges us to unravel its secrets. […] The ruin is liberated from destruction. […] The ruin defies the stream of time.

Robert Smithson, como visitante del espacio tiempo, en 1967 nos presenta su relato “Un recorrido por los monumentos de Passaic, Nueva Jersey“, del que destacamos esta nueva mirada hacia el paisaje, una nueva experiencia de descentralización del territorio (Marot, 2003), proponiendo lo que llamó “ruinas al revés”:

“Este panorama cero parecía contener ruinas al revés, es decir, toda la construcción que finalmente se construiría. Esto es lo contrario de la ‘ruina romántica’, porque los edificios no caen en ruinas después de haberse construido, sino que alcanzan el estado de ruina antes de construirse. Esta puesta en escena antirromántica sugiere la idea desacreditada del tiempo y otras muchas cosas ‘desfasadas’. […] Passaic parece estar lleno de ‘agujeros’ en comparación con la ciudad de Nueva York, que parece estrictamente empaquetada y sólida. Estos agujeros son, en cierto sentido, los vacíos monumentales de la memoria de un juego de futuros abandonado.” [Robert Smithson].

Así pues, Smithson acompaña el texto con ocho ilustraciones (un recorte de periódico, seis fotografías y un fragmento de mapa en negativo):

El mismo autor nos describe el “Monumento puente Mostrando las aceras de madera“:

El monumento era un puente sobre el río Passaic, el cual conectaba el condado de Bergen con el de Passaic. El sol del mediodía daba carácter cinemátográfico al lugar, convirtiendo el puente y el río en una imagen sobreexpuesta. Fotografiarlo con mi Instamatic 400 fue como fotografiar una fotografía. […] Cuando atravesé el puente, era como si caminara sobre una fotografía enorme hecha de madera y acero y, debajo, el río existía como una película enorme que no mostraba más que una imagen continua en blanco. […] Desde la ribera del Passaic contemplé como el puente giraba sobre un eje central para permitir el paso de una forma rectangular inerte, con su cargamento desconocido. El extremo (oeste) de Passaic del puente viró hacia el sur, mientras que el extremo (este) de Rutherford del puente viró hacia el norte; tales rotaciones sugerían los movimientos limitados de un mundo anticuado. ‘Norte’ y ‘Sur’ colgaban sobre el río estático, de una forma bipolar. Uno podía referirse a este río como el ‘Monumento de las direcciones dislocadas’.

Robert Smithson y su concepto de “ruinas al revés”, donde los edificios alcanzan el estado de ruina antes de construirse, me hace pensar en algunos ejemplos que encontramos en nuestras ciudades debido a la situación que estamos sufriendo actualmente. La crisis ha dejado muchos edificios a medio construir o, si ha sido posible terminarlos, aún están a la espera de que alguien los habite. Lo mismo ocurre con algunas zonas de polígonos industriales que aún siguen vacías sin ningún tipo de actividad o con infraestructuras paradas. Podríamos pensar que estas construcciones pueden alcanzar el estado de ruina antes de acabarse? Si quisiéramos aplicar este concepto de Smithson, precisamente no encontraríamos esta estética bucólica, aunque haya ocurrido esta interrupción temporal que nos plantea. El único elemento es el paso del tiempo, pero encontramos algún resto de memoria, de vivencia, de sentimiento …? ¿Qué pasará con todos estos edificios? Estamos ante la incertidumbre de si algún día alguien los acabará y dejarán de ser como fantasmas en nuestros paisajes cotidianos …

De estos “monumentos” como diría Smithson, podemos extraer el testimonio de una época de abundancia y crecimiento, pero también de egoísmo, avaricia y falta de control. Fernand Pouillon, arquitecto y urbanista francés, en 1964 escribió en “Las pierres sauvages” (“las piedras salvajes”):

Une ruine n’est belle que sil elle présente les restes d’une existence jadis complète. Le bâtiment inachevé ne peut prétendre à la beauté de la ruine.

LES PIERRES SAUVAGES. POUILLON, Fernand. Éditions du Seuil, 1964.

Esperemos que urbanizaciones, polígonos industriales … no acaben como algunas de las ciudades abandonadas que encontramos en los EE.UU, como por ejemplo, Detroit o Gary. En este caso, el motivo del abandono y desertización es la desaparición de la actividad industrial principal de la ciudad, la misma que motivó el rápido crecimiento, provocó su destrucción, quedando así un paisaje anclado en el pasado.

Fuentes:
UN RECORRIDO POR LOS MONUMENTOS DE PASSAIC, NUEVA JERSEY. SMITHSON, Robert. Ed. Gustavo Gili. Barcelona, 2006
SUBURBANISMO Y EL ARTE DE LA MEMORIA. MAROT, Sébastien. Ed. Gustavo Gili. Barcelona, 2006
THE AESTHETICS OF RUINS. GINSBERG, Robin. Ed. Rodopi. B.V. Amesterdam, 2004.
DES RUINES A L’ENVERS, en de plus en plus rien, de Mathilde Garcia-Sanz.
ROBERT SMITHSON WEBSITE: http://www.robertsmithson.com